Instalación de líneas de vida

InstalVert, ofrece soluciones técnicas y adecuadas para las instalaciones de Sistemas Anticaídas, con la colaboración de los principales fabricantes de Europa especializados en Sistemas Anticaídas y de Anclaje (Líneas de vida).

El objetivo principal de InstalVert, es la instalación y protección de la seguridad en el trabajo para la aplicación de buenas prácticas en el uso de los Sistemas Anticaídas y de Anclaje.

Al finalizar nuestras instalaciones van acompañadas de una Demostración de Uso o una Formación de Trabajos en Altura suficiente, adecuada y adaptada al cliente o usuarios.

Nuestras instalaciones de Sistemas de Anclaje y Anticaídas se entregan, con certificado de instaladores homologados, certificado del proyecto instalado y declaraciones de conformidad y testados del fabricante con el cumplimiento según norma aplicable.

Según petición o criterios de PRL o responsables en Protección Anticaídas, podemos realizar procedimientos de trabajo específicos, videotutorial con demostración de uso adaptado al cliente o para cada proyecto.

¿Qué es una línea de vida?

Las líneas de vida son instalaciones fundamentales en el ámbito de la seguridad laboral, especialmente en trabajos que implican trabajos en altura.

Estas Protecciones anticaídas, compuestas por la cadena de unión de los siguientes elementos, bases o postes, puntos de anclaje, cable acero o textiles, elementos absorbedores, carros de traslación o dispositivos anticaídas retractiles y elementos de amarre, arnés integral y casco para trabajos en altura, desempeñan un papel crucial al proteger a los trabajadores y prevenir caídas y accidentes graves o mortales.

Las líneas de vida proporcionan una sujeción constante a los empleados que realizan tareas en lugares con riesgo de caída o hundimiento, como en trabajos de construcciones, tejados o puentes. Las líneas de anclaje fabricados con materiales resistentes y duraderos, están diseñados para soportar grandes cargas y ofrecer estabilidad y seguridad en el trabajo. Los puntos de anclaje se instalan estratégicamente en estructuras seguras y resistentes, permitiendo un anclaje seguro del trabajador. Los arneses de seguridad se conectan a las líneas de vida, para un uso seguro y con protección eficaz al trabajador.

Es esencial que las líneas de vida sean instaladas y mantenidas con su revisión anual, por personal especializado y autorizado por el fabricante.

 Además, los usuarios deben recibir la formación adecuada para realizar trabajos en altura y poder utilizar correctamente estos sistemas de protección anticaídas. El cumplimiento de estas medidas es vital para garantizar la seguridad y el bienestar de los empleados.

TIPOS DE LÍNEAS DE VIDA

LÍNEAS DE VIDA HORIZONTALES

Las líneas de vida horizontales son dispositivos de anclaje (líneas de vida) sobre los que el usuario puede conectar un sistema anticaídas, como dispositivo anticaidas retráctil o un dispositivo anticaídas deslizante, para estar asegurarado mientras realiza su trabajo. Éstas se instalan sobre cualquier tipo de soporte o elementos estructurales resistentes según  norma UNE-EN 795:2012 (C-D).

Pueden ser, rígidas, flexibles, temporales o permanentes.

LÍNEAS DE VIDA VERTICALES

Equipos de protección individual contra caídas en altura

UNE-EN 353-1 Dispositivos anticaídas deslizantes sobre línea de anclaje rígida

UNE-EN 353-2 Dispositivos anticaídas deslizantes sobre línea de anclaje flexible

Las líneas de vida verticales están reguladas conforme a la normativa UNE353.1/2, que regula el sistema en su conjunto, carro y línea de anclaje como un todo inseparable. De esta forma, el término dispositivo anticaídas deslizante viene incluido en la propia definición de la norma, regula los dispositivos anticaídas deslizantes sobre líneas de anclajes rígidas y flexibles.

La UNE 353.1 regula los dispositivos anticaídas deslizantes sobre línea de vida rígida mientras que la UNE 353.2 regula los mismos dispositivos sobre línea de vida flexible.

Una línea de anclaje vertical consiste en un riel, un sistema de cable o conjunto de cuerda colocado en vertical creando un sistema de seguridad anticaída para el operario que asciende por un medio de acceso como una escalera, pates  o cualquier otro emplazamiento vertical a la cubierta. Las líneas de vida verticales se suelen instalar en escaleras fijas donde dan un acceso vertical a la cubierta.

Las líneas de vida verticales pueden ser flexibles o rígidas.

LÍNEAS DE VIDA TEMPORALES O PERMANENTES

Es importante tener en cuenta esta clasificación en el momento de valorar si se deja una instalación fija o solo por el tiempo necesario en realizar el trabajo en cuestión.

Habitualmente, en montajes industriales se instalan líneas temporales que se retiran al terminar la tarea y, de esta forma, se reutilizan en futuras intervenciones.
No requieren de una verificación periódica como tal, pero sí de una revisión de su estado antes de su utilización.

Las características de una determinada cubierta pueden demandar una instalación permanente de seguridad para acceder a lugares de trabajo donde exista riesgo de caída y éste no se pueda suprimir con barandillas de seguridad.

Los cables o líneas de vida permanentes suelen instalarse con el objetivo de facilitar el paso de los operarios a zonas altas de cubiertas, terrazas, estructuras de edificios, etc., con el fin de poder realizar obras de mantenimiento. En este caso es necesario que reciban un mantenimiento una vez al año. Dicho mantenimiento se debe llevar a cabo por personal cualificado y certificado para ello.

Líneas de vida flexibles (UNE-EN 795 C)

Por otro lado, las líneas de vida rígidas son las que utilizan rieles especiales, vigas diseñadas de aluminio, acero inoxidable o galvanizado.
En este caso, el anclaje no se elonga ante una hipotética caída, de ahí que este sistema se utilice en estructuras con poca distancia de seguridad al suelo.

Líneas de vida rígidas (UNE-EN 795D)

Por otro lado, las líneas de vida rígidas son las que utilizan rieles especiales, vigas diseñadas de aluminio, acero inoxidable o galvanizado.
En este caso, el anclaje no se elonga ante una hipotética caída, de ahí que este sistema se utilice en estructuras con poca distancia de seguridad al suelo.

La norma EN 795:2012 establece los requisitos de rendimiento y los métodos de ensayo asociados para los dispositivos de anclaje para el uso por una sola persona que están destinados a poder retirarse de la estructura.

La norma EN 795:2012 se divide en cuatro tipos:

  • Tipo A: Dispositivos de anclaje que se fijan a una estructura mediante soldadura, anclaje químico o cualquier otro método que proporcione una unión permanente.
  • Tipo B: Dispositivos de anclaje que se fijan a una estructura mediante un método que permita su extracción.
  • Tipo C: Dispositivos de anclaje que se instalan en una estructura mediante un método que permita su extracción, pero que requieren un equipo adicional para ser retirados.
  • Tipo D: Dispositivos de anclaje temporales que se estabilizan mediante contrapesos.

 

Los dispositivos de anclaje Tipo A y Tipo B son los más comunes. Los dispositivos de anclaje Tipo C y Tipo D se utilizan en aplicaciones específicas, como trabajos en cubiertas o en torres de telecomunicaciones.

Los dispositivos de anclaje deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Deben ser capaces de soportar una carga de 22 kN.
  • Deben estar fabricados con materiales de alta calidad que resistan el desgaste y la corrosión.
  • Deben tener un sistema de absorción de energía que limite la fuerza de detención a 6 kN.
  • Deben ser compatibles con los dispositivos anticaídas utilizados.

 

Los dispositivos de anclaje deben ser instalados por un profesional cualificado. La instalación debe realizarse de acuerdo con las instrucciones del fabricante y la normativa aplicable.

Los trabajadores deben recibir formación sobre el uso correcto de los dispositivos de anclaje. Esta formación debe incluir instrucciones sobre cómo conectar el dispositivo anticaída al dispositivo de anclaje y cómo actuar en caso de caída.

Los dispositivos de anclaje son una medida esencial para proteger a los trabajadores de caídas en altura. Al utilizar dispositivos de anclaje que cumplan con la norma EN 795:2012, las empresas pueden ayudar a garantizar la seguridad de sus trabajadores.

Tipo E: La norma EN795:2012 Tipo E se refiere a los dispositivos de anclaje temporales que se estabilizan mediante contrapesos. Estos dispositivos se utilizan en aplicaciones específicas, como trabajos en cubiertas o en torres de telecomunicaciones.

Los dispositivos de anclaje Tipo E deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Deben ser capaces de soportar una carga de 22 kN.
  • Deben estar fabricados con materiales de alta calidad que resistan el desgaste y la corrosión.
  • Deben tener un sistema de absorción de energía que limite la fuerza de detención a 6 kN.
  • Deben estar equipados con un sistema de estabilización que evite que el dispositivo de anclaje se vuelque en caso de caída.

Los dispositivos de anclaje Tipo E deben ser instalados por un profesional cualificado. La instalación debe realizarse de acuerdo con las instrucciones del fabricante y la normativa aplicable.

Los trabajadores deben recibir formación sobre el uso correcto de los dispositivos de anclaje Tipo E. Esta formación debe incluir instrucciones sobre cómo conectar el dispositivo anticaída al dispositivo de anclaje y cómo actuar en caso de caída.

Los dispositivos de anclaje Tipo E son una medida esencial para proteger a los trabajadores de caídas en altura en aplicaciones específicas. Al utilizar dispositivos de anclaje Tipo E que cumplan con la norma EN795:2012, las empresas pueden ayudar a garantizar la seguridad de sus trabajadores.

Aquí hay algunos ejemplos de dispositivos de anclaje Tipo E:

  • Sistemas de anclaje de contrapesos: Estos sistemas consisten en un dispositivo de anclaje que se suspende de un contrapeso. El contrapeso se puede colocar en el suelo o en una estructura cercana.
  • Sistemas de anclaje de poleas: Estos sistemas consisten en un dispositivo de anclaje que se suspende de una polea. La polea se puede colocar en el suelo o en una estructura cercana.
  • Sistemas de anclaje de tracción: Estos sistemas consisten en un dispositivo de anclaje que se fija a una estructura mediante un sistema de tracción. El sistema de tracción puede ser un cable o una cinta.

CONTACTA CON NOSOTROS

Llevamos a cabo tres actividades principales, todas ellas englobadas dentro de la seguridad en altura. Estas actividades serían los trabajos verticales o «rope access», protección anticaidas y formación en altura.